Pueblos del agua



Villa del Prado

Escudo de Villa del Prado

La localidad, incluida entre las de mayor tamaño de la comarca, no está falta de atractivos, que han permanecido a lo largo de sus vicisitudes históricas, desde que estuviera asociada al poblado de El Alamín en tiempos de la dominación árabe. En nuestros días, brilla con luz propia en la Sierra Oeste como uno de los 18 municipios que forman parte del Consorcio Turístico, donde el vino y los productos de la huerta han sabido dotarle de una acusada personalidad y una holgada economía.

Datos generales

Superficie: 78,4 Km2

Población: 6.182 habitantes

Gentilicio: Pradeños

A 60 Km. de la capital

Un poco de historia

El desconocimiento es, también en Villa del Prado, el factor dominante respecto a su origen, aunque los restos de cerámica, sillares de granito y tumbas antropomorfas hallados en el lugar que hoy ocupa nos den pistas de asentamientos visigodos en parajes como Castillejos y Rehoyo, así como una necrópolis en el Cerro de las Vacas.

El poblado de El Alamín, situado a unos siete kilómetros del término, es la referencia con la que unimos las tesis más consistentes del inicio de la historia del municipio. Fue desde el siglo X plaza defensiva de los árabes, ubicada entre las dos Castillas, hasta la conquista de Toledo en 1085. La historia nos cuenta que en aquel entonces era una villa poblada y rica, en cuyo Prado se construyó la Casa del Guarda que vigilaba a los pastores, que bien pudo ser el arranque de la localidad que nos ocupa. El rey Alfonso VIII, un siglo después, dona El Alamín al arzobispo de Toledo que las mantiene en su propiedad hasta bien entrado el siglo XV, cuando Villa del Prado fue vendido a la heredad de don Álvaro de Luna para a finales de la centuria disfrutar del privilegio de Villa. El Condestable de Castilla, valido de Juan II, construyó aquí un palacio del que ahora únicamente se conserva la portada. La Casa del Infantado a la que pertenecía su yerno sería años más tarde quien emprendería la construcción de la iglesia parroquial de Santiago Apóstol. Fue objeto de trasiegos nobiliarios hasta la supresión de los señoríos decretado por las Cortes de Cádiz en 1811.

La guerra de la Independencia y las sucesivas confrontaciones carlistas agitaron la vida del municipio, aunque el siglo XIX se saldó con un acontecimiento más positivo: la construcción de la línea férrea Madrid-Almorox que pasaba por Villa del Prado para llevar los productos de su huerta hasta la capital. En el siglo XXI recogemos el testigo de esta obra de progreso, tramitando su conversión a Vía Verde para ser utilizada como recorrido turístico por la naturaleza. Un sector, el turístico, en alza y que completa la dedicación agrícola de Villa del Prado, con amplias extensiones de huertas e invernaderos, así como una prestigiosa actividad vitivinícola que ha terminado por imprimir a la localidad un dinamismo económico de primera magnitud.

 

Valora este recurso
 
Envíenos su comentario

Restaurante destacado

El Molino de Villa del Prado

Restaurante de comida tradicional / Casera en el casco urbano de la...ver mas sobre El Molino de Villa del Prado

Alojamiento destacado

No hay destacados

Ir a todos los alojamientos de Sierra Oestever mas sobre

Actividad destacada

Bodegas en Villa del Prado

Bodegas situadas en el municipio de Villa del Pradover mas sobre Bodegas en Villa del Prado

  • Gobierno de España
  • Madrid, la suma de todos

Plan de dinamización turística de la Sierra Oeste de Madrid

2008 @ Consorcio Turístico Sierra Oeste. Todos los derechos reservados

#