• Primera parada

    Nos dirigimos a una pequeña cantera abandonada, a unos 100 metros al norte del puente que pasa sobre el río Aceña en dirección a la Estación de Santa María de la Alameda. La cantera está compuesta por filonitas, rocas no muy frecuentes que se originan al rellenarse de fluidos silicatados, a altas presiones y temperaturas,  los huecos originados por una gran falla distensiva hercínica con comportamiento dúctil. Presentan exfoliación, lo que nos puede hacer pensar que las rocas son filitas. La exfoliación se debe a procesos de enfriamiento de estos fluidos. Junto a estas filonitas nos encontramos las milonitas de Santa María de la Alameda, nacidas del proceso de formación de la cizalla dúctil de Santa María, que tienen una extensión de varios kilómetros.

  • Segunda parada

    Continuamos por el cauce del Aceña, que en estas alturas se acota formando algunas pozas, cerca de las cuales entramos en la siguiente formación. Se trata de ortogneises glandulares, con glándulas de feldespato no mayores de un centímetro y tonos grisáceos claros. Su origen es escaso, se trata de rocas ígneas (Plutón granítico) metamorfizadas (que han sufrido un proceso evolutivo por factores externos). A lo largo del recorrido por estas rocas podemos encontrar numerosos sigmoides (estructuras en forma de S) resultado de la deformación plástica de los materiales del ex granito. Estas estructuras están producidas por esfuerzos de cizalla e indican la posición de estas rocas en uno de los lados del anticlinal de Santa María de la Alameda.

  • Tercera parada

    Aproximadamente un kilómetro después encontramos otras rocas metamórficas, las metavulcanitas. Se trata de depósitos volcánicos metamorfizados. Tienen apariencia similar a los ortogneises anteriores pero tienen glándulas mucho mayores y tonos rojizos.

  • Cuarta parada

    Ascendiendo algo más por el cauce del río se pueden observar rocas carbonáticas metamorfizadas, en algunos afloramientos de mármoles. Se trata de metasedimentos que antes del proceso de metamorfización corresponderían a una clásica alternancia entre marga y caliza. Son sedimentos paleozoicos.

Consorcio Sierra Oeste de Madrid

Sierra Oeste de Madrid